[Crónica] Joan Améric y Ximo Tébar: El reencuentro del son mediterráneo y la canción de autor [Sagunt a Escena]

Captura de pantalla 2017-08-29 a las 13.21.31

JOAN-AMERIC-+-XIMO-TEBAR-2

Diario Levante [26/08/2017].- En 1995, Sole Gimenez, cantante del exitoso grupo Presuntos Implicados, el cantautor de Alcira Joan Améric y el creador del son mediterráneo Ximo Tébar se reunieron para grabar el que fue el primer trabajo del guitarrista para el sello Warner. Trabajo este que bajo el nombre de Son Mediterráneo, asentó una estética iniciada con el Lp de 1990 Anís del Gnomo que 25 años después se rememoró con el nuevo trabajo del guitarrista Soleo. The new son mediterráneo celebrating 25th, publicado de nuevo también con Warner.

El pasado Jueves 24 tuvimos la ocasión de asistir dentro del marco del Festival de las artes escénicas Sagunt a Escena, al reencuentro en los escenarios de estos viejos camaradas de las músicas de raíces y el jazz. Bajo el título de Nit de Sons i Cançons de la Mediterrània, tuvimos el privilegio de asistir a la doble actuación de Joan Amèric amb Amics y Ximo Tébar “Soleo” Band quienes compartieron montaje en sendas actuaciones, que finalmente convergieron con la interpretación a dúo de la pieza Llavis de sal del anterior disco del cantautor.

Joan lleva ya varios años girando su disco, Premio BarnaSants al Mejor Concierto de la Sección Oficial, desde el Palau de la Música Catalana hasta Montevideo, pero paradójicamente, esta ha sido la presentación oficial en su propia tierra, ahora que ya prácticamente tiene un nuevo disco en ciernes que también nos ha presentado esta noche en su espectáculo DirectaMENT, una propuesta que expone, desde ángulos sonoros actuales, canciones clásicas de su repertorio que ya son patrimonio de nuestra cultura, y también introduce detalles inéditos del próximo disco que amplían su universo expresivo, un universo particular habitado por sirenas, ideas y sueños. Joan nos explica esta paradoja con estas sencillas y poéticas palabras: “Yo no tengo ningún amigo en el poder, pero sé mirar, y la mirada anterior tenía vocación de exterminio y la mirada actual de naturalidad y sencillez”. Para este espectáculo excepcional Joan ha montado una banda acústica muy especial, con el joven y potente talento a la flauta de Altea Martinez, las guitarras de Josep Pérez, más conocido en el ambiente de la cançò contemporánea como Ona Nua, los teclados de Abraham Rivas, otro de los nuevos talentos de la cançò y la potente base del veterano Lucho Aguilar al contrabajo y el percusionista mediterráneo de moda: David Gadea Al-Saforaui. Joan insiste en explicarnos que estos son sus músicos, también sus amigos, pero no sus invitados…, ya que los “Amics” a los que alude el título del espectáculo han sido esta noche: Nacho Mañó y Miquel Gil, ahí es nada…

La actuación ha comenzado puntual a las 22.30 con la “Soleo Band” en esta ocasión compuesta además de por Ximo a la guitarra por: el pianísta cubano Luis Guerra, la base habitual de Joan Manuel Serrat, Victor Merlo al bajo y Vicente Climent a la batería y Guille que bajo el seudónimo de Will Martz hace un poco de todo mientras aprende el oficio paterno.

Ximo acostumbra a realizar sorprendentes introducciones que nunca repite en sus piezas insignias, en esta ocasión Soleo, ha estado anticipada por un tramo de Tabasco para Johnny. Un pequeño paisaje eléctrico con una base rítmica programada de los viejos tiempos del Cd Embrujado (2000), da paso a una intro a lo Jaco Pastorius sobre la pieza de 1990, del disco Anís del Gnomo, peculiar blues dedicado a Johny Griffin y al tabasco que decidió añadir a una paella en el Palmar… Recuerdos, que bruscamente, como en un sueño dan paso a la armonía pedal de Soleo.

Una nueva intro en un obscuro obstinato, con una improvisación de Victor da paso sorprendentemente al estándar de Mingus: Goodbye Pork Pie Hat, o quizás no tan sorprendentemente si se conoce la historia de Mingus y el homenaje póstumo al sombrero de Lester Young… Y es que Ximo realmente está preparando su homenaje póstumo a Al Jarreau, como veremos en los siguientes temas. Este guiño nos da ya las claves del espectáculo, maridaje de dos discos: el Son de Soleo y el nuevo trabajo que viene cargado de recomposiciones progresivas de estándars; como Poinciana de Nat Simon, que arranca inesperadamente sobre una descarga samba. Es el tercer tema y el público ya está entregado, aplaude uno a uno todos los solos e incluso los “cuatros” entre distintos solístas.

Ximo tendrá sus motivos para que de repente suene la banda sonora de la película Erase una vez en America de Ennio Morricone, y aún más razones para intercalar las notas de la Rhapsody in Blue de Gershwin en la guitarra; nosotros no las sabemos, pero si sabemos por qué estas notas dan paso a un lento rubato sobre el Take Five de Paul Desmond descaradamente rearmonizado como un blues menor, y este a su vez, al riff vocal con el que Al Jarreau introducía sus versiones de esta pieza. El público ruge y aplaude. Este es el homenaje a Al que, seguramente, abrirá su nuevo disco, ya en ciernes. Y si no lo abre, lo cerrará.

Por supuesto, hemos continuado con un clásico del Son mediterráneo, la versión bluesy del Adagio del Concierto de Aranjuez del Maestro Rodrigo, que ha dado paso, sobre los aplausos del público, a la pieza insignia Son Mediterráneo de 1995, mientras el teatro romano de Sagunto jalea, silva y se viene abajo, los músicos de la “Soleo” Band se despiden, y los músicos de Joan Amèric van tomando posesión de su puesto. Se ha hecho tarde, y no hay tiempo para bises, al final de la noche quizás lo habrá…

Por su parte Joan ha empezado su actuación en solitario; voz y guitarra, con la pieza l’infidel, que se ha unído a la intro con tono blusero de La gran partida para dar la bienvenida a la banda exprés, montada para esta especial ocasión: sencillas armonías modales y ambientes íntimos contrastan con la descarga energética que acabamos de presenciar.

La actuación ha continuado con el clásico Vine, al que se ha unido la joven flautista Altea. En esta pieza podemos apreciar claramente las influencias tropicales de Silvio Rodríguez, a la par que van cobrando importancia los coros de Abraham y Ona nua. El teatro a medio fuelle da paso al estreno absoluto de Sant Joan, pieza inédita que formará parte del nuevo Cd de Joan. Un toque sintetizado, pianos y guitarras eléctricas e incluso un pequeño solo de contrabajo por parte de Lucho, dan la impresión de que el próximo disco de Joan tendrá una mayor presencia instrumental.

La siguiente pieza: Paula, Trae al escenario a primero de los “Amics” anunciados: Nacho Mañó, para interpretar una piececilla con aires bossa-nova. A continuación escuchamos la primera versión de la noche de Llavis de sal. El siguiente “Amic”, es nada más y nada menos que Miquel Gil, que sube al escenario para compartir la interpretación de la pieza que Ovidi Montllor realizara sobre el poema de Vicent Andrés Estellés M’aclame a tu. Perque soc poble es otro de los clásicos que también formarán parte del nuevo disco de Joan.

La actuación a acabado con la presentación de los músicos, y la interpretación de Parlant de silencis. ¡Cómo no! el ultimo “Amic” de la noche ha sido Ximo, que ha vuelto a subir al escenario para volver a interpretar, con un nuevo traje, Llavis de sal, poniendo fin a esta mágica noche de sones y canciones mediterráneas.

Por José Pruñonosa. 25/08/2016

Fuente: http://www.levante-emv.com/cultura/2017/08/26/reencuentro-cancion-autor-son-mediterraneo/1608267.html


JOAN-AMERIC-+-XIMO-TEBAR-2