[Crónica] Una velada mediterránea [Festival Jazz San Javier 2017]

La Opinión de Murcia [02/07/2017].- Con una factura técnica impecable y arropado por músicos del nivel de Darryl Hall o Natahniel Towsnley, la personalísima forma de tocar de Tebar y la mezcla de sonidos sirvieron para ofrecer un excelente show con el que echó a andar esta nueva edición de Jazz San Javier, caracterizado, entre otras cosas, por su amplitud de miras.


cabecera

Una velada mediterránea. La vigésima edición del Festival de Jazz de San Javier arrancó con acento español

XIMO-TEBAR-NATHANIEL-TOWNSLEY-DARRYL-HALL-JAZZ-SAN-JAVIER-2017

Angel H. Sopena [02.07.2017]

Ximo Tebar actuó en el primer concierto del festival, y, aunque ha venido invitado en varias ocasiones, no podía faltar en su 20º aniversario. Tebar, presentando su último disco, Soleo, celebraba 25 años de jazz mediterráneo, del que es uno de sus mayores representantes.

Con una factura técnica impecable y arropado por músicos del nivel de Luis Guerra (piano), Darryl Hall (bajo), Natahniel Towsnley (batería), Will Martz (teclados) y la voz de Carmen Rodríguez (cantante de La Plata), la personalísima forma de tocar de Tebar y la mezcla de sonidos sirvieron para ofrecer un excelente show con el que echó a andar esta nueva edición de Jazz San Javier, caracterizado, entre otras cosas, por su amplitud de miras.

Si algo identifica al músico valenciano es su inquietud a la hora de explorar y fusionar los estilos más diversos. Un combinado donde se juntan el jazz de maestros como Jim Hall, el smooth jazz, las sonoridades de Pat Metheny, y gotas de bosa nova y flamenco. Y todo funciona y encaja con elegante seguridad y firmeza. Muy agradable de escuchar, muy directo, sin dobleces, que sólo exige que se disfrute de él, de su extraordinaria digitación. Soleo, tema titular de su más reciente álbum, fue como una hermosa melodía al estilo de Metheny y resonancias mediterráneas. Los elementos flamenco y español sobresalieron en Son Mediterráneo, pieza con la que abrió su actuación, y hubo también una memorable versión del adagio del Concierto de Aranjuez, en cadencia de blues.

Hubo que hacer un pequeño esfuerzo cuando invitó al escenario a Carmen Rodríguez. Pese al asequible repertorio mostrado, no contribuyó demasiado el sonido con un atronador volumen más propio de espectáculos de rock. Ella, además de un tema de La Plata, cantó una versión de la eterna Júrame, de la compositora Maria Grever, con la que el también valenciano Juan Camacho llegó al número 1, también una particular lectura de Take Five. En un homenaje a la figura del recientemente fallecido Al Jarreau, seguido de Poinciana, que hizo célebre Ahmad Jamal. El grupo retornó para dos bises: un brindis al blues (‘que es de donde viene todo’) con Pink Panther de Henry Mancini y la dulce Nana-Canción de cuna, un arrullo musical que puso un sosegado fin a la actuación.

El guitarrista valenciano, con sus destelleantes chapines, confirmó algo que ya se sabía, y es que el jazz español cuenta con unos músicos que no tienen que envidiar a nadie, con punch, un sonido brillante y capacidad de comunicación. Esta sesión ‘aperitivo’ del Jazz San Javier arrancó con buenos augurios.

Fuente: http://www.laopiniondemurcia.es/descubre-fds/2017/07/02/velada-mediterranea/842144.html

Fotos: Felipe García Pagán


XIMO-TEBAR-NATHANIEL-TOWNSLEY-DARRYL-HALL-CARMEN RODRIGUEZ JAZZ-SAN-JAVIER-2017-02

XIMO-TEBAR-NATHANIEL-TOWNSLEY-DARRYL-HALL-CARMEN-RODRIGUEZ JAZZ-SAN-JAVIER-2017-04


XIMO-TEBAR-NATHANIEL-TOWNSLEY-DARRYL-HALL-JAZZ-SAN-JAVIER-2017